Salud y comida: Aprendiendo de la cocina tradicional rusa

La cocina única y la cultura culinaria de Rusia se desarrollaron con el paso de los siglos, ya que los primeros habitantes de Rusia se ajustaron al clima difícil de la región y desarrollaron sus propias tradiciones.

¿Por qué la cocina tradicional rusa es tan importante?

cocina tradicional rusaLa cocina rusa, las técnicas de conservación y la ortodoxia rusa contribuyeron de manera importante al desarrollo de la cocina rusa.

También los largos y fríos inviernos dieron lugar a la estufa y el uso del decapado y secado permitió a los primeros rusos conservar la comida durante los meses en que nada crecería. Posteriormente, las prácticas ortodoxas organizaron hábitos culinarios rusos alrededor de las fiestas y ayunos del año de la iglesia. Aquí te presentamos una mirada más cercana de esta fabulosa cocina.

Rusia vive con una estufa

El sabor único de los platos rusos tradicionales proviene de la estufa rusa y es que la construcción de la estufa ha permanecido sin evolucionar mucho a lo largo de los siglos. Una estufa rusa tiene forma de túnel y se asemeja a un horno y esta construcción permite que la temperatura interior suba hasta 200 grados Celsius.

Las estufas rusas son muy eficientes, incluso después de que el fuego se consuma, el calor permanece.

Estas también se pueden utilizar para una amplia variedad de técnicas de cocción, incluyendo asar, hervir, guisar, hervir a fuego lento y hornear. Algunos de los platos más famosos de Rusia son el pan de centeno ruso, mingote de trigo sarraceno, asado con champiñones y patatas en macetas individuales y leche horneada… todos salidos de la estufa.

Almacenar para más tarde

comida rusaLos primeros rusos estaban dedicados a la agricultura, la caza y la pesca. La leche, los granos, los champiñones, las bayas, las nueces, la miel, el ganado, el caza y el pescado constituían la dieta rusa, pero éstas debían conservarse, teniendo en cuenta que la nieve cubre la tierra durante gran parte del año.

Con el tiempo, los rusos desarrollaron maneras efectivas de almacenar comida para el invierno.

Entre las técnicas desarrolladas se encuentran el secado y decapado y es que los rusos secaban la comida tanto al aire libre en el sol como en la estufa. También aprendieron que casi todos los vegetales y algunas frutas podían ser decapados o agriados y otras frutas podrían ser conservadas usando azúcar con miel.

Todas estas tradiciones ayudaron a los rusos a sobrevivir, pero también porque estas técnicas mantienen muchos de los beneficios nutricionales de los alimentos.

Los ayunos y las fiestas

Según la tradición, el Príncipe Vladimir de Kiev llevó a su pueblo a la fe ortodoxa en 988 y la práctica de los principios de esta religión se convirtieron en una parte importante de la vida de los primeros rusos.

Durante los ayunos, a los creyentes se les prohíbe comer carne, productos lácteos y huevos, así que estas prohibiciones dieron lugar a platos basados ​​en lentejas, guisantes y frijoles, principalmente sopas y bebidas a base de bayas llamadas kissels.

Los kissels se pueden hacer de avena, frutas y bayas con levadura hecha de harina de centeno, cebada o trigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *